Homenaje a Mario Benedetti: Estratega del Pensamiento

“Algunas cosas del pasado desaparecieron, pero otras abren una brecha hacia el futuro y son las que quiero destacar”

“Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas.”

“Mi táctica es mirarte, aprender como sos, quererte como sos, mi táctica es hablarte y escucharte, construir con palabras un puente indestructible….Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple. Mi estrategia es que un día cualquiera, no sé ni como ni con qué pretexto, por fin me necesites”

“La  propaganda  es  una formidable vendedora de sueños, yo no quiero que me vendan sueños ajenos, simplemente deseo que se cumplan los míos”

Innovación Sostenible = M+I+D+i+M

Si haces una búsqueda en Google con la palabra “innovation” aparecen 106 Millones de referencias. Si además, añadimos todas las veces que se pronuncia en un día cualquiera en discursos, conferencias, reuniones de trabajo en las empresas,….. Sin embargo, cuando entras a concretar que implica realmente la innovación te encuentras que muchas personas no saben realmente de que se está hablando, se utiliza muchas veces porque esta de “moda”.

La innovación es un proceso que forma parte del ser humano desde que existe. La vida es una continua evolución, adaptación al cambio, provocado muchas veces por las propias innovaciones que hemos creado, cada vez más, más intensivas en conocimiento, con mayor impacto en nuestras vidas y con menor tiempo en socializarse en todo el planeta.  Se estima que hace unos 600.000 años el ser humano o sus ancestros dominaron el fuego y se tardó 300.000 años en socializarse en todas las culturas. El fuego cambio la vida, nos dio calor, creo una cultura gastronómica permitiendo consumir los alimentos de otra manera, conservarlos con el humo,… La primera vacuna se descubrió hace poco más de 200 años, se extendieron en toda la humanidad en unos 150 años y desde entonces han salvado millones de vidas. El teléfono móvil se ha descubierto y socializado en menos de 30años.

Todas estas innovaciones tienes propiedades comunes y se han caracterizado por:

  • Ser rupturistas, han supuesto un gran cambio o avance tecnológico en la aplicación del conocimiento
  • Aportar valor en términos de beneficios medibles a los usuarios
  • Perdurar con el tiempo
  • Transformar nuestra forma de vida
  • Generar riqueza y empleo
  • Hibridar diferentes conocimientos
  • Ser el pilar, la base, de otras muchas innovaciones

Cuando se dan estas circunstancias es cuando podemos hablar de innovación sostenible. Podemos afirmar que la innovación sostenible forma parte del “ADN” del ser humano, personalmente, pienso que forma parte del “ADN” de la vida, o es que una tela de araña no es innovación, o la capacidad de camuflarse de una sepia. ¡Cuantas innovaciones hemos copiado de la naturaleza!

Para que las personas y las organizaciones sean innovadoras es necesario aprender como hacerlo, a sistematizar el proceso, a potenciar la creatividad y el pensamiento integral sobre los problemas y necesidades de los ciudadanos, de la sociedad, del mercado, de los clientes,…. Por ello, el foco debe ser ese, comprender, entender y pensar como aportar respuestas de valor a lo que implícitamente o explícitamente se manifiesta por el “mercado”. Por ello, para innovar la I+D+i (795 Millones de referencias en Google para las siglas en ingles R+D+i) no es el fin, es un medio e incrementar el gasto en I+D+i no garantiza innovación y menos sostenible. El foco en el Mercado +I+D+i+Socialización en el Mercado es la clave para hacer la innovación sostenible.

Vivir Despacio

Todos los años solemos aprovechar momentos en los que habitualmente nos hacemos nuevos y firmes propósitos (recordáis, este año estudio desde el primer día) para acometer nuevos proyectos y cambios en nuestra vida. Yo he realizado un nuevo: vivir más despacio y disfrutar de cada momento.

Vivir despacio son pequeños detalles: disfrutar del momento en el que se apagan las luces antes de que comience la película en el cine, aspirar el aroma del café recién hecho, interesarte por como les va a tus amigos,…. o tardar cinco minutos más en llegar en coche al trabajo.

Cuando vives despacio aprendes a ver el mundo de otra forma, te das cuenta de detalles que antes te pasaban desapercibidos -ves a las plantas crecer, al sol amanecer cada día por un sitio diferente,….- tus sentidos se despiertan, se vuelven más sensibles y recuperas aquello que has tenido adormecido durante mucho tiempo. Eres capaz de ver, oír,…. sentir cosas que ni te imaginas. Descubres cosas que jamás habías pensado que existieran. Puedes desarrollar tus sentidos y percibir lo que antes no sentías. Haz una pequeña prueba, elige una canción y escúchala como haces habitualmente. Cuando termine vuelve a escucharla, pero ahora concéntrate sólo en ella, deja tu mente en blanco, cierra los ojos y escucha….. Si haces lo mismo en tu trabajo descubrirás pequeñas señales en la relación con los clientes, con tus compañeros o con los colaboradores que no percibías pero que son fundamentales para poder adelantarte a los acontecimientos, tomar la iniciativa o simplemente para ver la felicidad o los problemas en sus caras.

En la naturaleza aquellos animales que viven despacio viven más años, han sido capaces de adaptarse a los cambios drásticos a los que han tenido que enfrentarse a lo largo de miles de generaciones, pueden ver mucho antes los pequeños detalles que delatan que las cosas están cambiando, consumen poca energía y su corazón late lentamente.

Vivir despacio es esperar a que termine de hablar la persona que tienes enfrente, no interrumpirle, escuchar lo que dice, tratar de entenderla, ponerte en su lugar y ver lo positivo de lo que dice. Cuando vives despacio el tiempo también transcurre más despacio y tienes más tiempo para hacer más cosas, por que siempre eliges hacer lo realmente importante en tu vida, prescindes de lo superficial. Decimos que no tenemos tiempo para todo, pero somos NOSOTROS los que DECIDIMOS que hacemos con el nuestro. No gestionamos nuestro tiempo, gestionamos las tareas que tenemos que hacer. ELEGIR implica RENUNCIAR. Elige bien si quieres dejar de ser pobre de tiempo.