AZTI estima una biomasa de anchoa juvenil de unas 370.000 toneladas en aguas del Golfo de Bizkaia

 

acustica

  • La biomasa estimada es la cuarta más elevada de la serie temporal y superior a la media de la serie iniciada en el año 2003.
  • Los datos obtenidos en la campaña impulsada por el Gobierno Vasco, Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente e IEO vaticinan un reclutamiento alto o medio-alto para el año próximo.
  • El tamaño medio de la anchoa es de unos siete centímetros de largo y la mayor parte de la biomasa se ha localizado fuera de la plataforma continental.
  • La campaña registró, asimismo, la presencia de mamíferos marinos, siendo el delfín común, el rorcual común y los delfines listados los más abundantes.

La campaña científica JUVENA 2016 estima una biomasa de juveniles de anchoa de unas 370.000 toneladas en aguas del Golfo de Bizkaia, según se desprende de los análisis realizados por AZTI a partir de los datos obtenidos durante el mes de septiembre por los investigadores de este centro tecnológico a bordo de los buques oceanográficos “Emma Bardán” y “Ramón Margalef”, pertenecientes a las flotas de la Secretaría General de Pesca y del IEO, respectivamente.  Esta estimación supone la cuarta mayor de la serie temporal iniciada en el año 2003, lo que vaticina un reclutamiento alto o medio-alto para el año próximo año.

JUVENA 2016 tiene como objetivo determinar la abundancia y distribución espacial de los juveniles de anchoa, estudiar su estado y analizar los factores ambientales que afectan a su supervivencia, todo ello orientado a predecir la cantidad de biomasa que alcanzará la edad adulta el año próximo. La importancia de la campaña radica en que sólo a través de una gestión sostenible es posible garantizar la supervivencia de la especie y el futuro de la actividad económica que genera esta pesquería tanto en el sector pesquero como en la industria conservera y alimentaria, y que emplea a más de 3.500 personas.

El análisis de los datos de esta campaña, financiada por el Gobierno Vasco, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Instituto Español de Oceanografía (IEO), permite efectuar recomendaciones a las autoridades pesqueras sobre los riesgos asociados a las capturas admisibles de anchoa y en caso de que los datos así lo aconsejen abrir o cerrar la pesquería y recomendar el TAC para la temporada venidera.

A través de la emisión de ultrasonidos, que alcanzan hasta los 400 metros de profundidad, se se ha determinado por el eco obtenido tanto la estima de biomasa de juveniles de anchoa (de unas 371.000 toneladas), como su localización (en su mayor parte fuera de la plataforma continental). A su vez pescas realizadas durante el recorrido han permitido determinar el tamaño medio de los juveniles (de unos siete centímetros). Esta estima que ofrece la campaña JUVENA 2016 anticipa un reclutamiento alto o medio alto, lo que nos sitúa ante un escenario favorable de cara a la costera de la anchoa de 2017.

Además de la evaluación de la abundancia de anchoa juvenil, la campaña de AZTI recoge datos del ecosistema marino en su totalidad para entender los procesos que afectan al mismo. En especial en los últimos años los investigadores de AZTI han evaluado la distribución espacial de los grandes depredadores marinos en el Golfo de Bizkaia. Para ello, han analizado la distribución y abundancia de aves y mamíferos marinos, recolectando información sobre las especies presentes, el número y el comportamiento de los individuos avistados durante el recorrido.

Respecto a los mamíferos marinos, se han observado diez especies diferentes, destacando la abundancia del delfín común, seguido de rorcual común y del delfín listado.

En cuanto a las aves marinas, se ha estudiado su distribución y abundancia, observándose 31 especies diferentes. Destaca la presencia del alcatraz común, la pardela capirotada, la gaviota patiamarilla y la gaviota sombría.

Deja un comentario