¿Como podemos hacer una organización más eficaz?

La estructura tradicional de las empresas es el organigrama, el cual establece la estructura organizativa y las relaciones jerárquicas. Sin embargo, el organigrama no muestra el funcionamiento de la empresa, las responsabilidades, los aspectos estratégicos, los flujos de información ni la comunicación interna entre las personas de la organización. En esta estructura piramidal las decisiones están en muy pocas personas y las demás están esperando a que se les informe de sus cometidos y no desarrollan todas sus capacidades y creatividad. Esto ha sido y continua siendo lo habitual en muchas organizaciones, ya que se nos ha formado para que pensemos que las cosas son así y esa es la imagen habitual que tenemos de una organización.

Las principales ineficiencias de estas organizaciones son que no se aprovecha el potencial de todas las personas, no se conoce lo que aporta valor a los clientes y los objetivos son generalmente locales (departamentales), perdiendo la visión de los objetivos generales de la empresa y provocando la falta de implicación del personal que compone la organización.

Para construir o para conseguir que una organización sea diferente es necesario dar un giro de 180º y cambiar las necesidades internas de los departamentos por las necesidades de los grupos de interés: clientes, personas, socios, etc., es decir, poner la visión del “cliente” sobre nosotros en primer lugar, observar qué le da valor y eliminar aquello que no añade valor. La metodología que nos permite dar este cambio es la Gestión por Procesos.

La gestión por procesos es conseguir que la empresa se organice alrededor de las actividades que generan valor para los grupos de interés, independientemente de a qué departamento pertenezcan. En cualquier proceso de generación de valor están involucrados diferentes departamentos y personas de la organización. Podemos pensar, por ejemplo, en el ciclo de vida de un reproyecto con un cliente: la satisfacción del cliente dependerá de entregar lo que nos demanda, cumplir sus especificaciones y cerrar el ciclo con la facturación y cobro del servicio prestado. En todas esas acciones están involucradas muchas personas de diferentes áreas de la organización, y, si no se coordinan, se comunican e informan de manera eficiente para satisfacer la demanda del cliente, lo más probable es que se produzcan fallos y el cliente quede insatisfecho por algún motivo.

Con la gestión por procesos se consigue que todas las personas que intervienen en ellos sean conscientes de la importancia de su trabajo y busquen cómo aportar valor a lo que hacen, cómo mejorar su operativa, cómo ser más eficientes, qué medir, cómo controlar y qué cambiar del proceso para mejorarlo. El objetivo no es satisfacer a un “jefe” sino al “cliente” que nos demanda algo, que nos valora, que nos mide, …

Algunos de los beneficios de la gestión por procesos son:

– Mejora la competitividad de la empresa, ya que se mejora la eficiencia y la eficacia e involucra a todas las personas en la consecución de los objetivos de la organización.
– Se identifican las necesidades del “cliente” tanto interno como externo y orienta la empresa hacia su satisfacción.
– Promueve la mejora continua de los procesos.
– Se pasa de una mentalidad de “lo que hacemos” a “qué y para quién lo hacemos”.

Pero hay que ser realistas, el camino no es fácil y exige unos cambios de hábitos y comportamiento muy arraigados en la cultura de las personas:

– Hay que orientar la empresa hacia el exterior (hacia el cliente) y no hacia el interior (necesidades internas).
– Orientación hacia resultados en contraposición a “cumplir el expediente”.
– Procesos y clientes dominan frente a departamentos y jefes.
– Participación, responsabilidad y apoyo frente a jerarquía y control.
– Todo lo que no aporta valor, hay que eliminarlo.

Consejos del «Washington Post» a España para superar al Congo

Consejos del «Washington Post» a España para superar al Congo.

Los requisitos para montar una empresa
A este analista le indigna especialmente que España siga siendo un “valle de la muerte” para el espíritu emprendedor. ”Superar todos los obstáculos burocráticos para poner en marcha un negocio requiere 47 días en comparación con los siete u ocho días en Francia o Portugal, respectivamente. El Banco Mundial recientemente situó a España el 147 de 183 países para facilitar la creación de una empresa. La República Democrática del Congo ocupa el puesto número 146”, escribe Wadha.

Economía vasca e Innovación un maridaje para el futuro | Iñaki Beristain

Economía vasca e Innovación un maridaje para el futuro | Iñaki Beristain.

AZTI-Tecnalia es, entre las empresas españolas, la organización número 59 que más invierte en I+D

El centro tecnológico AZTI-Tecnalia, se encuentra en el puesto número 59 del total de 13.603 empresas y organizaciones que realizan actividades de I+D en todo el territorio nacional, según la última Encuesta sobre Innovación Tecnológica en la Empresas, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Dentro de la comunidad autónoma del País Vasco, donde AZTI-Tecnalia tiene su sede, ocupa el puesto número 11.

Modelo de economía sostenible: crecimiento y generación de valor a la sociedad incluso en tiempo de crisis

AZTI-Tecnalia es una clara referencia del modelo económico sostenible basado en el conocimiento y en la I+D+i. Un centro tecnológico con una clara y definida apuesta por transformar el conocimiento en valor a través de crear nuevos productos, tecnologías y servicios para el mercado.

Este modelo económico sostenible ha demostrado su viabilidad al contribuir a la creación de valor a la sociedad mediante la generación sostenida y mantenimiento de puestos de trabajo durante los últimos 30 años. En la actualidad cuenta con 213 científicos y técnicos en plantilla y otros 47 personas haciendo tesis doctorales. Durante los dos últimos ejercicios, marcados por la grave crisis internacional, el centro ha creado un total de 24 empleos, que se incrementan a 40 en los últimos cinco años. La inversión en I+D realizada en ese periodo ha sido de 24 millones de euros y la facturación durante el 2010 ha alcanzado los 18,3 millones de euros. Ha promovido, además, la creación de 4 nuevas empresas de base tecnológica,  que han movilizado una inversión de 21 millones de euros y han generado más de 100 nuevos empleos.

La creación de valor también se materializa mejorando la competitividad de la industria alimentaria y del sector pesquero. Según las estimaciones del mismo estudio, por cada euro invertido por el centro en materia de I+D, el sector alimentario moviliza 15 euros,  lo cual ha supuesto, inversiones y actividad por valor de 419 millones de euros y 118 millones de euros en ingresos fiscales, así como la creación de 712 empleos durante los últimos 10 años.

Así mismo, por cada euro que invierte AZTI-Tecnalia en I+D, el sector pesquero moviliza siete euros. La labor desarrollada por el centro en relación con la pesca ha generado inversiones y actividad en el sector por valor de 143 millones de euros durante ese período de tiempo.

Con el objeto de afrontar los retos que se presentan a la industria alimentaria y al sector pesquero, y de garantizar una respuesta eficaz a los mismos, AZTI-Tecnalia está centrando sus esfuerzos en llevar a cabo proyectos con un denominador común: la innovación en todos los procesos. Para realizar este objetivo, el centro tecnológico apuesta por implantar la innovación en toda la cadena de valor, innovación para:

ü  Rebajar los costes de producción

ü  Mantener la cuota de mercado

ü  Extender la gama de productos

ü  Abrir nuevos mercados

ü  Mejorar la flexibilidad de la producción

ü  Mejorar las condiciones de trabajo,

ü  Reducir los daños al medio ambiente.

Esta innovación que propone AZTI-Tecnalia tiene al consumidor como eje central y responde a las tendencias de consumo del mercado, con un servicio integral que incluye los planes de innovación (vigilancia de mercado, tecnología y ayudas a la I+D), la definición y desarrollo de prototipos, hasta llegar a la definición de nuevas líneas de trabajo y tecnologías.

El hecho de que el INE haya situado a AZTI-Tecnalia en el puesto 59 de las empresas y organizaciones españolas avala la decidida apuesta de este centro tecnológico por colocarse en lo más alto del sector de la investigación.

Innovación Sostenible = M+I+D+i+M

Si haces una búsqueda en Google con la palabra “innovation” aparecen 106 Millones de referencias. Si además, añadimos todas las veces que se pronuncia en un día cualquiera en discursos, conferencias, reuniones de trabajo en las empresas,….. Sin embargo, cuando entras a concretar que implica realmente la innovación te encuentras que muchas personas no saben realmente de que se está hablando, se utiliza muchas veces porque esta de “moda”.

La innovación es un proceso que forma parte del ser humano desde que existe. La vida es una continua evolución, adaptación al cambio, provocado muchas veces por las propias innovaciones que hemos creado, cada vez más, más intensivas en conocimiento, con mayor impacto en nuestras vidas y con menor tiempo en socializarse en todo el planeta.  Se estima que hace unos 600.000 años el ser humano o sus ancestros dominaron el fuego y se tardó 300.000 años en socializarse en todas las culturas. El fuego cambio la vida, nos dio calor, creo una cultura gastronómica permitiendo consumir los alimentos de otra manera, conservarlos con el humo,… La primera vacuna se descubrió hace poco más de 200 años, se extendieron en toda la humanidad en unos 150 años y desde entonces han salvado millones de vidas. El teléfono móvil se ha descubierto y socializado en menos de 30años.

Todas estas innovaciones tienes propiedades comunes y se han caracterizado por:

  • Ser rupturistas, han supuesto un gran cambio o avance tecnológico en la aplicación del conocimiento
  • Aportar valor en términos de beneficios medibles a los usuarios
  • Perdurar con el tiempo
  • Transformar nuestra forma de vida
  • Generar riqueza y empleo
  • Hibridar diferentes conocimientos
  • Ser el pilar, la base, de otras muchas innovaciones

Cuando se dan estas circunstancias es cuando podemos hablar de innovación sostenible. Podemos afirmar que la innovación sostenible forma parte del “ADN” del ser humano, personalmente, pienso que forma parte del “ADN” de la vida, o es que una tela de araña no es innovación, o la capacidad de camuflarse de una sepia. ¡Cuantas innovaciones hemos copiado de la naturaleza!

Para que las personas y las organizaciones sean innovadoras es necesario aprender como hacerlo, a sistematizar el proceso, a potenciar la creatividad y el pensamiento integral sobre los problemas y necesidades de los ciudadanos, de la sociedad, del mercado, de los clientes,…. Por ello, el foco debe ser ese, comprender, entender y pensar como aportar respuestas de valor a lo que implícitamente o explícitamente se manifiesta por el “mercado”. Por ello, para innovar la I+D+i (795 Millones de referencias en Google para las siglas en ingles R+D+i) no es el fin, es un medio e incrementar el gasto en I+D+i no garantiza innovación y menos sostenible. El foco en el Mercado +I+D+i+Socialización en el Mercado es la clave para hacer la innovación sostenible.

Vivir Despacio

Todos los años solemos aprovechar momentos en los que habitualmente nos hacemos nuevos y firmes propósitos (recordáis, este año estudio desde el primer día) para acometer nuevos proyectos y cambios en nuestra vida. Yo he realizado un nuevo: vivir más despacio y disfrutar de cada momento.

Vivir despacio son pequeños detalles: disfrutar del momento en el que se apagan las luces antes de que comience la película en el cine, aspirar el aroma del café recién hecho, interesarte por como les va a tus amigos,…. o tardar cinco minutos más en llegar en coche al trabajo.

Cuando vives despacio aprendes a ver el mundo de otra forma, te das cuenta de detalles que antes te pasaban desapercibidos -ves a las plantas crecer, al sol amanecer cada día por un sitio diferente,….- tus sentidos se despiertan, se vuelven más sensibles y recuperas aquello que has tenido adormecido durante mucho tiempo. Eres capaz de ver, oír,…. sentir cosas que ni te imaginas. Descubres cosas que jamás habías pensado que existieran. Puedes desarrollar tus sentidos y percibir lo que antes no sentías. Haz una pequeña prueba, elige una canción y escúchala como haces habitualmente. Cuando termine vuelve a escucharla, pero ahora concéntrate sólo en ella, deja tu mente en blanco, cierra los ojos y escucha….. Si haces lo mismo en tu trabajo descubrirás pequeñas señales en la relación con los clientes, con tus compañeros o con los colaboradores que no percibías pero que son fundamentales para poder adelantarte a los acontecimientos, tomar la iniciativa o simplemente para ver la felicidad o los problemas en sus caras.

En la naturaleza aquellos animales que viven despacio viven más años, han sido capaces de adaptarse a los cambios drásticos a los que han tenido que enfrentarse a lo largo de miles de generaciones, pueden ver mucho antes los pequeños detalles que delatan que las cosas están cambiando, consumen poca energía y su corazón late lentamente.

Vivir despacio es esperar a que termine de hablar la persona que tienes enfrente, no interrumpirle, escuchar lo que dice, tratar de entenderla, ponerte en su lugar y ver lo positivo de lo que dice. Cuando vives despacio el tiempo también transcurre más despacio y tienes más tiempo para hacer más cosas, por que siempre eliges hacer lo realmente importante en tu vida, prescindes de lo superficial. Decimos que no tenemos tiempo para todo, pero somos NOSOTROS los que DECIDIMOS que hacemos con el nuestro. No gestionamos nuestro tiempo, gestionamos las tareas que tenemos que hacer. ELEGIR implica RENUNCIAR. Elige bien si quieres dejar de ser pobre de tiempo.