AZTI coordinará los servicios de asesoramiento científico a la Comisión Europea para la pesca fuera de las aguas de la UE

fotonoticia_20161221111252_640

  • Obtiene un contrato de 4 millones de euros de la Comisión Europea
  • El asesoramiento se centrará en aquellas pesquerías que se realizan fuera de las aguas bajo jurisdicción de los países de la UE
  • Lidera este macro proyecto en el que participan otros siete socios europeos.
  • La información recopilada ayudará a adoptar medidas de conservación que permitan una gestión sostenible de los recursos pesqueros.
  • Reforzará el crecimiento económico y la seguridad alimentaria de los países costeros.

AZTI asesorará a la Comisión Europea en materia científica para la pesca fuera de las aguas de la Unión Europea. Se trata de un contrato marco de 4 millones de euros que incluye la realización a lo largo de 48 meses de diferentes proyectos encaminados a adoptar medidas de conservación que permitan una gestión sostenible de los recursos pesqueros en aguas fuera de la Unión Europea y refuercen el crecimiento económico y la seguridad alimentaria de los países coseros. En el consorcio, liderado por AZTI, participan otros siete socios europeos de España, Holanda, Francia, Portugal y Reino Unido.

El objetivo del contrato marco es proveer a la Comisión Europea del asesoramiento científico necesario para asegurar una gestión pesquera sostenible en aguas fuera de la Unión Europea que son gestionadas por Organismos Internacionales de Gestión Pesquera  y, sobre todo en lo relativo a la dimensión externa de la política pesquera común (excluyendo el Mar Mediterráneo y el Mar Negro). El asesoramiento y los servicios solicitados por la Comisión se dirigen a apoyar la implementación de la Política Pesquera Común (PPC), en especial su dimensión exterior, mediante la aplicación del criterio de precaución y del enfoque ecosistémico, a la vez que se asegura la coherencia con la legislación de la Unión Europea en materia  medioambiental –Directiva Marco sobre la Estrategia Marina– y con la política marítima integrada.

Los 4 millones de euros de presupuesto del contrato marco son financiados por la Unión Europea a través del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

En el consorcio, liderado por AZTI, participan además: Institut supérieur des sciences agronomiques agroalimentaires, horticoles et du paysage (AGROCAMPUS OUEST); Centre for Environment, Fisheries and Aquaculture Science (CEFAS); Instituto Español de Oceanografía (IEO); Institute for Marine Resources & Ecosystem Studies (IMARES); Instituto Português do Mar e da Atmosfera, I.P. (IPMA); Institut de Recherche pour le Développement (IRD); y MRAG Limited (MRAG).

AZTI estima una biomasa de anchoa juvenil de unas 370.000 toneladas en aguas del Golfo de Bizkaia

 

acustica

  • La biomasa estimada es la cuarta más elevada de la serie temporal y superior a la media de la serie iniciada en el año 2003.
  • Los datos obtenidos en la campaña impulsada por el Gobierno Vasco, Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente e IEO vaticinan un reclutamiento alto o medio-alto para el año próximo.
  • El tamaño medio de la anchoa es de unos siete centímetros de largo y la mayor parte de la biomasa se ha localizado fuera de la plataforma continental.
  • La campaña registró, asimismo, la presencia de mamíferos marinos, siendo el delfín común, el rorcual común y los delfines listados los más abundantes.

La campaña científica JUVENA 2016 estima una biomasa de juveniles de anchoa de unas 370.000 toneladas en aguas del Golfo de Bizkaia, según se desprende de los análisis realizados por AZTI a partir de los datos obtenidos durante el mes de septiembre por los investigadores de este centro tecnológico a bordo de los buques oceanográficos “Emma Bardán” y “Ramón Margalef”, pertenecientes a las flotas de la Secretaría General de Pesca y del IEO, respectivamente.  Esta estimación supone la cuarta mayor de la serie temporal iniciada en el año 2003, lo que vaticina un reclutamiento alto o medio-alto para el año próximo año.

JUVENA 2016 tiene como objetivo determinar la abundancia y distribución espacial de los juveniles de anchoa, estudiar su estado y analizar los factores ambientales que afectan a su supervivencia, todo ello orientado a predecir la cantidad de biomasa que alcanzará la edad adulta el año próximo. La importancia de la campaña radica en que sólo a través de una gestión sostenible es posible garantizar la supervivencia de la especie y el futuro de la actividad económica que genera esta pesquería tanto en el sector pesquero como en la industria conservera y alimentaria, y que emplea a más de 3.500 personas.

El análisis de los datos de esta campaña, financiada por el Gobierno Vasco, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Instituto Español de Oceanografía (IEO), permite efectuar recomendaciones a las autoridades pesqueras sobre los riesgos asociados a las capturas admisibles de anchoa y en caso de que los datos así lo aconsejen abrir o cerrar la pesquería y recomendar el TAC para la temporada venidera.

A través de la emisión de ultrasonidos, que alcanzan hasta los 400 metros de profundidad, se se ha determinado por el eco obtenido tanto la estima de biomasa de juveniles de anchoa (de unas 371.000 toneladas), como su localización (en su mayor parte fuera de la plataforma continental). A su vez pescas realizadas durante el recorrido han permitido determinar el tamaño medio de los juveniles (de unos siete centímetros). Esta estima que ofrece la campaña JUVENA 2016 anticipa un reclutamiento alto o medio alto, lo que nos sitúa ante un escenario favorable de cara a la costera de la anchoa de 2017.

Además de la evaluación de la abundancia de anchoa juvenil, la campaña de AZTI recoge datos del ecosistema marino en su totalidad para entender los procesos que afectan al mismo. En especial en los últimos años los investigadores de AZTI han evaluado la distribución espacial de los grandes depredadores marinos en el Golfo de Bizkaia. Para ello, han analizado la distribución y abundancia de aves y mamíferos marinos, recolectando información sobre las especies presentes, el número y el comportamiento de los individuos avistados durante el recorrido.

Respecto a los mamíferos marinos, se han observado diez especies diferentes, destacando la abundancia del delfín común, seguido de rorcual común y del delfín listado.

En cuanto a las aves marinas, se ha estudiado su distribución y abundancia, observándose 31 especies diferentes. Destaca la presencia del alcatraz común, la pardela capirotada, la gaviota patiamarilla y la gaviota sombría.

Un consorcio europeo, en el que participa AZTI, invertirá 1.200 millones de € para desarrollar los alimentos del futuro

eit-food

  • El consorcio aúna a 50 empresas, universidades y centros de investigación, líderes en su campo y que cubren toda la cadena de valor, representando un amplio abanico de países de la Unión Europea y países asociados.
  • Impulsará la transformación del sector alimentario centrándose en el consumidor y en la eficiencia de los recursos
  • EIT Food apoyará la creación de 350 nuevas empresas en los próximos siete años para ayudar a alcanzar los objetivos definidos
  • Los seis socios españoles son las empresas Acesur, Angulas Aguinaga y Grupo AN; los centros de investigación CSIC y AZTI y la Universidad Autónoma de Madrid. 

El Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) ha elegido al consorcio europeo ganador en la convocatoria Food4Future que liderará el EIT Food. Este consorcio desarrollará iniciativas pioneras de innovación y educación para impulsar la construcción de cadenas sostenibles de suministro de alimentos en las que el consumidor tendrá un papel protagonista. El EIT Food está formado por 50 empresas, universidades y centros de investigación, líderes en su campo y que cubren toda la cadena de valor, representando un amplio abanico de países de la Unión Europea y países asociados. Con los consumidores como agentes de cambio, los socios del EIT Food se comprometen a transformar conjuntamente la forma en la que actualmente producimos, distribuimos y consumimos nuestros alimentos. En los próximos siete años, los socios invertirán cerca de 1.200 millones de euros, a los que se sumarán otros 400 millones de euros financiados por el EIT.

El futuro de los alimentos es una de las prioridades para la Comisión Europea, y es por ello que el EIT Food aportará contenido esencial para reconstruir un sistema de alimentación saludable y sostenible tanto para Europa como más allá de sus fronteras. El “triángulo del conocimiento” basado en la investigación, la educación y el espíritu empresarial será clave para impulsar la competitividad global de la economía europea. Peter van Bladeren, vicepresidente de Nestec, director global para temas reglamentarios y científicos de Nestlé, y Presidente interino del Consejo de administración del EIT Food afirma que “EIT Food se ha comprometido a desarrollar planes de estudios tanto para jóvenes estudiantes como para profesionales de la alimentación, que actuarán como fuerza impulsora de la innovación y la creación de empresas en el sector. Esta iniciativa proporcionará una ventaja competitiva única a la industria alimentaria europea, que cuenta en la actualidad con 44 millones de puestos de trabajo en Europa“.

EIT Food, como comunidad de innovación centrada en el consumidor, se convertirá en un motor de la innovación para todos los agentes que cubren la cadena de valor de los alimentos. EIT Food construirá un ecosistema de innovación alimentaria que infundirá confianza y apoyará el derecho de los consumidores a una dieta saludable y medioambientalmente más sostenible. La Dra. Ellen de Brabander, Vicepresidente Sénior global de I+D en Nutrición de PepsiCo, y Director General interino del EIT Food asegura que “implicando a los consumidores como agentes de cambio en todas nuestras actividades, vamos a reconstruir su confianza en el sistema alimentario durante los próximos años.También lograremos que al menos el 60% de los consumidores europeos alcance los niveles de ingesta de frutas, verduras, cereales y proteínas, así como los niveles nutricionales óptimos de sal, azúcar y grasas saturadas, como recomiendan la OMS (Organización Mundial de la Salud) y otras autoridades europeas para el año 2030. Además, ayudaremos a reducir el desperdicio de alimentos actual en un 50% en los próximos 10 años”.

EIT Food organizará programas internacionales de intercambio para estudiantes, y desarrollará un Máster interdisciplinar único sobre Sistemas de alimentación. En la misma línea, EIT Food formará a miles de estudiantes y profesionales de la alimentación a través de talleres, cursos de verano y programas educativos on line (tanto cursos masivos en abierto como cursos especializados privados).

EIT Food pondrá en marcha 4 programas de innovación dirigidos a dar respuesta a los siguientes retos sociales:

  1. Alimentación saludable personalizada (FoodConnects Assistant),
  2. Desarrollo de una cadena de suministro centrada en el consumidor y adopción de nuevas tecnologías en el cultivo, procesado y distribución de alimentos (Your Fork2Farm)
  3. La digitalización del sistema alimentario (The Web of Food),
  4. Procesos eficientes con los recursos, reconvirtiendo al sector alimentario en la punta de lanza para transformar el actual modelo lineal de “producir-usar-eliminar” en un modelo de bio-economía circular (The Zero Waste Agenda).

EIT Food colaborará con los sectores complementarios para acelerar la adopción de nuevas tecnologías en el ámbito de la producción de alimentos, al tiempo que estimulará las start-ups en el sector a través de programas específicos de coaching e inversión, utilizando vehículos de innovación singulares como nuestro RisingFoodStars y el fondo de inversión SeedInvest” informa el Prof. Thomas Hofmann, Vicepresidente Senior de la Universidad Técnica de Munich y coordinador de la propuesta.

Esta iniciativa de gran envergadura, con sede en Bélgica, se apoya en cinco nodos geográficos para estimular la innovación, el desarrollo de talento y la participación de los consumidores a nivel regional. Estos nodos están radicados en Lovaina (con socios en Bélgica, Francia y Suiza), Munich (con socios en Alemania y Países Bajos), Reading (con socios en Reino Unido, Islandia e Irlanda), Varsovia (con socios en Polonia y Finlandia) y Madrid (con socios en España, Italia e Israel). EIT Food tiene importantes lazos de unión con asociaciones, clusters y organizaciones sectoriales para trabajar en red, y será muy activo en países de Europa Central y Oriental, incluyendo República Checa, Hungría, Lituania y Eslovenia.

El nodo sur del EIT FOOD

El nodo Sur del EIT Food lo constituyen 11 socios y 14 innovadoras empresas start-up especializadas en campos complementarios (de España, Israel, Italia y Portugal). El foco del nodo lo define Begoña Pérez-Villarreal, Directora de mercado de AZTI y responsable interina del CLC South: “Utilizando la dieta Mediterránea como modelo de nutrición saludable, el nodo Sur está centrado en la producción de alimentos y servicios de valor añadido adaptados a los diferentes estilos de vida y enfocado en proporcionar a los consumidores el placer de elegir alimentos saludables de elevada calidad gastronómica.

Los seis socios españoles son 3 empresas (Acesur, Angulas Aguinaga y Grupo AN), 2 centros de investigación (CSIC y AZTI) y la Universidad Autónoma de Madrid. Además, en el nodo Sur participan 2 socios italianos (Asociación italiana de ganaderos y Univ. Turín), y 3 socios israelitas (Algaetechnologies, Grupo Strauss y Technion).A través de la red de colaboradores establecida, el nodo tiene acceso directo a más de 1.200 PYMEs del sector.

AZTI aplicará su conocimiento en implantar un servicio “inteligente” para la detección y recogida de la basura en la mar

basuramar

  • La iniciativa comenzó el 1 de septiembre y se alargará durante tres años.
  • Liderado por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa y con la coordinación técnica de AZTI, cuenta además con la participación de Lyonnaise des Eaux, Ville de Biarritz, Syndicat mixte Kosta Garbia y Surfrider Foundation Europe.
  • En el operativo trabajarán dos barcos pesqueros y tres buques de limpieza para recogida en el mar.
  • El proyecto pretende establecer un servicio inteligente para la recogida y gestión de las basuras marinas flotantes. Como resultado de la experiencia piloto se prevé recoger 100 toneladas de basura en el mar en Gipuzkoa y Lapurdi (Francia)
  • Además de buscar soluciones para cumplir con las directivas de la Estrategia Marina Europea, el proyecto será fuente de creación de nuevos puestos de trabajo.

El proyecto europeo LIFE LIMA prevé la recogida de 100 toneladas de basuras marinas a lo largo de los próximos tres años en las aguas del golfo de Bizkaia, de Gipuzkoa y Lapurdi. Esta iniciativa de recogida y gestión inteligente de basuras marinas para autoridades locales está dotada con una inversión de 1,2 millones de euros, procedente de la Unión Europea.

El proyecto LIFE LEMA, liderado por la Diputación Foral de Gipuzkoa y bajo la coordinación técnica de AZTI, cuenta con la participación de Lyonnaise des Eaux, Ville de Biarritz, Syndicat mixte Kosta Garbia y Surfrider Foundation Europe. Su objetivo es el de establecer un servicio inteligente para la recogida y gestión de las basuras marinas flotantes con el fin de orientar a las autoridades locales en la adopción de un enfoque sostenible para mantener la costa limpia y reducir los impactos negativos generados en el medio ambiente y para la sociedad.

Para llevar a cabo los trabajos establecidos en el proyecto se utilizarán dos barcos pesqueros y tres buques de limpieza para la recogida en el mar, una actividad que creará al menos tres puestos de trabajo. Entra las acciones que se desarrollarán está prevista la colocación de una barrera flotante para la acumulación de basuras marinas en la desembocadura del río Deba y la instalación de dos videocámaras en la desembocadura del Adour y el Oria para monitorizar las arribadas de basura. El inicio de las tareas ha tenido lugar el 1 de septiembre y se desarrollarán hasta el1 de septiembre de 2019.

El proyecto promoverá soluciones a las autoridades locales con el fin de responder a la Directiva Marco 2008/56/CE de la Estrategia Marina Europea  que tiene por objeto alcanzar el buen estado medioambiental de todas las aguas marinas antes de que finalice el año 2020. Uno de los criterios utilizados para detectar este buen estado son precisamente las basuras. Las recomendaciones provendrán de los grupos de trabajo previstos en el proyecto y se establecerá una red europea sobre basuras marinas que fomentará la interlocución con expertos europeos y con iniciativas similares.

Un problema global con consecuencias locales

Pese a la regulación y el aumento de control por parte de los organismos internacionales, los residuos siguen llegando al mar. De hecho, se calcula que entre 400 y 4.000 kg de basura por kilómetro lineal llegan a parar a las costas europeas cada año.

Estos residuos incluyen todo tipo de material sólido, persistente, fabricado o procesado que es descartado, desechado o abandonado directa o indirectamente en un ambiente marino o costero. El problema que presenta la basura marina se asemeja a la de un iceberg: sólo el 15% que entra en el mar llega a las playas. Mientras, un 15% se queda flotando en la superficie y un 70% atrapada en el fondo.

La densidad de basuras marinas en el golfo de Bizkaia es considerable, sobre todo si se comparar con otras regiones europeas. Como ejemplo de esta realidad se puede citar que en el invierno del 2011 se registraron más de 19.500 objetos de basuras  flotantes, de las que el 3% estaba asociado al sector pesquero.

Una de las posibles razones de esta mayor acumulación en las costa vasca puede ser que los vientos del norte dispersan los objetos flotantes (incluyendo las basuras)  hacia la costa. Pero también es cierto que el origen de gran parte de estas basuras marinas se encuentra en actividades humanas terrestres y marinas, que llegan al golfo de Bizkaia a través de ríos, sistemas de alcantarillado, depuración de aguas, actividades pesqueras, tráfico marítimo, vertidos ilegales o empujados por el viento. Entre los objetos podemos encontrar materiales plásticos, madera, metales, vidrio, goma, telas, papel, etc.

Su existencia causa un gran número de impactos en el medio ambiente, economía local, seguridad y salud pública y representa una de las numerosas presiones que afectan al medio marino

 

La flota atunera comprometida con la pesca sostenible invierte en la formación de sus profesionales

ISSFformacion

Un total de 50 personas, entre patrones, capitanes oficiales y tripulación de buques de la flota atunera española han participado en una nueva edición del taller sobre reducción de pesca incidental en atuneros de cerco. El curso, coordinado por el centro tecnológico AZTI, forma parte del Programa de Mejora de Pesquería (FIP) puesto en marcha por OPAGAC (Organización de Productores de Grandes Atuneros Congeladores) y ha sido impartido por investigadores de AZTI dentro de los Talleres de Patrones que realiza la International Seafood Sustainability Foundation (ISSF).

A lo largo del curso se han tratado cuestiones referentes a las maniobras y modos de liberación de especies que no son objetivo de pesca, temas relativos a la seguridad de la tripulación, así como a la utilización de dispositivos concentradores de peces (DCPs) o FAD (Fishing Aggregating Devices, por sus siglas en inglés) no enmallantes.

Prácticamente todas las pesquerías llevan aparejada la captura de especies no objetivo, tales como rayas, tiburones o tortugas marinas. No obstante, la pesca de atún con cerco es una de las más selectivas, con un porcentaje muy bajo de pesca incidental por Tn de atún. A modo de ejemplo, en el Pacífico oriental sólo hay 12 capturas incidentales de tortugas al año y OPAGAC tiene como objetivo reducirla a cero. Según Julio Morón, gerente de OPAGAC, “este objetivo pasa por formar e informar a las tripulaciones sobre cómo actuar en estas situaciones”.

El taller de formación se ha celebrado en la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI). Los asistentes obtienen la certificación para el Sistema Proactivo de Buques (PVR) de ISSF.

Con la nueva edición de este taller, que se suma al celebrado anteriormente en Cangas y a los realizados en el País Vasco, ya son de 400 los armadores, capitales y tripulantes de la flota atunera española formados en buenas prácticas para la sostenibilidad de la pesca y la reducción de las capturas incidentales.

Este curso de la ISSF se imparte a escala global y, de hecho, en 2015 se impartió a nueve flotas diferentes y supuso la formación de más de 900 patrones y 600 profesionales adicionales, incluyendo marineros, jefes de flota, gerentes, armadores y científicos.

La biomasa de anchoa en el Golfo de Bizkaia es de 120.000t

  • La población de la especie se sitúa, según los datos obtenidos por AZTI, entre los tres mayores de la serie histórica, por encima de las 120.000 t.
  • Los estudios científicos que calculan la población de anchoa en primavera confirman el buen estado de la especie, y permiten avanzar hacia la normalización de esta pesquería y de toda la actividad económica que lleva aparejada

La biomasa de la anchoa en el golfo de Bizkaia se encuentra en un buen momento desde que se iniciaron los estudios científicos para su control en 1987, según han confirmado los resultados de la campaña Bioman 2016 realizada por AZTI que mide la población de anchoa en primavera. Los datos de la campaña estiman un índice provisional de cerca de 120.000 toneladas situándose entre los tres valores más altos de la serie histórica . Los datos positivos de este año confirman el buen estado de la especie y prevén que la estima final de biomasa se situará por encima de la biomasa límite, establecida en 21.000 toneladas.

El estudio ha sido realizado por científicos del centro tecnológico AZTI en el marco de la Regulación Europea de Muestreo de Pesquerías, por encargo del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco y de la Comisión Europea. Por su parte, la Secretaría General del Mar ha aportado uno de los buques oceanográficos utilizados en la campaña: el Emma Bardán.

La evaluación final de la biomasa del stock será realizada por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM). Científicos de AZTI participarán en este foro y sus aportaciones serán parte de los pilares básicos para el cálculo final del stock de anchoa y del Total Admisible de Capturas (TAC) que la Unión Europea determine para la campaña 2017.

Tras la apertura de la pesquería de la anchoa en 2010 (después de permanecer 5 años cerrada), y gracias a las mejoras en las medidas de gestión aplicadas para esta especie, la flota y la administración, apoyadas en el conocimiento de los organismos científicos, vienen trabajando mano a mano en favor de la sostenibilidad tanto de los recursos naturales como de las actividades pesquera. Los resultados de este plan de gestión son ya evidentes: una situación saludable de la población de anchoa que permite seguir dando nuevos pasos hacia la normalización de esta pesquería y de toda la actividad económica que lleva aparejada.

Cálculo de la biomasa por medio del método de producción diaria de huevos 

La campaña científica Bioman 2016 se ha desarrollado durante el mes de mayo y los técnicos de AZTI han acometido diversos estudios y muestreos en toda el área de reproducción de la anchoa, lo que ha permitido estimar la biomasa en el golfo de Bizkaia, mediante la aplicación del método de producción diaria de huevos (MPDH).

La campaña Bioman en primavera se complementa con la campaña JUVENA, en otoño, en la que los científicos tratan de analizar los juveniles de anchoa en las aguas del golfo; esto es, conocer la cantidad de huevos que pueden convertirse en juveniles. De esta forma, los científicos pueden predecir el reclutamiento entrante a la población adulta al año siguiente y efectuar recomendaciones de capturas admisibles de anchoa (TAC analíticos) con la suficiente antelación.

AZTI consigue un contrato internacional de 4 M€ y lidera una de las campañas de marcado científico de atún más importantes de las realizadas en el Atlántico

Captura

 

  • Se marcarán un total de 44.000 ejemplares de listado, rabil y patudo.
  • Esta campaña ha sido lanzada por la Comisión Internacional para la conservación del Atún Atlántico (ICCAT) y se enmarca dentro del Programa de Marcado de Atunes en el Océano Atlántico.
  • AZTI liderará un consorcio internacional en el que participan centros de investigación de seis países europeos y africanos.
  • La campaña comenzará en el mes de julio y cuenta con un presupuesto de cuatro millones de euros.
  • Con el objetivo de seguir generando actividad económica y empleo en Euskadi, AZTI ha impulsado la participación de la empresa armadora vasca San Juan de Dios, C.B, que tendrá un papel importante en la campaña.
  • La información recabada servirá para gestionar de forma sostenible la pesca de  las tres especies de atunes tropicales.

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por sus siglas en inglés) ha puesto en marcha el Programa de Marcado de Atunes en el Océano Atlántico (AOTTP, por sus siglas en inglés), financiado por la Unión Europea y otros socios de ICCAT. En el marco de este macro proyecto que supone una de las campañas de marcado de túnidos más importantes realizadas en estas aguas hasta la fecha, AZTI ha sido elegido para liderar una campaña que tiene como objetivo marcar 44.000 atunes en el océano Atlántico (una tercera parte del total a marcar a en proyecto de AOTTP). El centro tecnológico vasco se pondrá al frente de un consorcio internacional en el que participan centros de investigación marina y expertos de Costa de Marfil, Ghana, Senegal, España (Canarias), Francia, Portugal (Azores), Cabo Verde y Estados Unidos. La aprobación de este programa pone de manifiesto la proyección internacional de AZTI como entidad de referencia en el estudio de los recursos marinos y, especialmente, en materia de túnidos. El proyecto cuenta con un presupuesto de cuatro millones de euros, financiados mayoritariamente por la Unión Europea a través de ICCAT, y comenzará el próximo mes de julio.

Investigadores de AZTI se pondrán al frente del consorcio internacional para llevar a cabo el marcado de atunes tropicales en cuatro áreas del Atlántico: África Noroccidental, golfo de Guinea, islas Canarias, e islas Azores y Madeira. El programa comenzará en julio en aguas de Senegal, Mauritania, Marruecos, Cabo Verde y Guinea Bissau, donde se colocarán un total de 11.000 marcas durante tres meses. De junio a enero de 2017, miembros del Instituto Español de Oceanografía (IEO) marcarán un total de 6.500 atunes en aguas de las Islas Canarias. De junio a octubre, investigadores del Instituto del Mar (IMAR, Portugal) colocarán 4.500 marcas en la zona de las islas Azores. En otoño, la investigación se trasladará al golfo de Guinea, entre Guinea Conakry y el norte de Angola, donde se pondrán 22.000 marcas. Todo ello bajo la coordinación de los investigadores de AZTI.

El gran número de marcas colocadas en ejemplares de rabil, listado, patudo así como dos escómbridos menores (bacoreta y peto) pone de manifiesto la dimensión y trascendencia del programa, que servirá para conocer sus movimientos y migraciones, la estructura del stock, el tamaño de la población y el comportamiento de las distintas especies de atunes. Estos datos servirán para mejorar elasesoramiento científico  a los países costeros de las zonas de estudio y del conjunto del Océano Atlántico.

La información recopilada ayudará a adoptar medidas de conservación adecuadas que permitan una gestión sostenible de los recursos de los atunes tropicales del Atlántico y, por tanto, una gestión adecuada de las pesquerías. Asimismo, servirá para reforzar el crecimiento económico y la seguridad alimentaria de los países costeros del Atlántico.

El consorcio internacional de centros de investigación marina que participan en el programa está liderado por AZTI y se completa con el Instituto Español de Oceanografía (IEO), Centro de Investigaciones Oceanográficas de Dakar Thiaroye CRODT (Senegal), el Centro de Investigaciones Oceanológicas CRO-CI (Costa de Marfil), el Instituto del Mar IMAR (Portugal), la División de Investigación de Pesquerías Marinas MFRD (Ghana), el Instituto Nacional de Desarrollo Pesquero INDP (Cabo Verde). Cuenta además con la participación de expertos del Instituto de Investigación para el Desarrollo IRD (Francia) y de la Universidad de Hawái (Estados Unidos).

La campaña más extensa, a bordo de un barco de Hondarribia

La campaña de marcado en aguas africanas, que abarca la mayor extensión y número de marcas, se llevará a cabo a bordo del Aita Fraxku, barco de pesca de cebo vivo con base en Hondarribia (Gipuzkoa), lo que pone de manifiesto el interés de AZTI por colaborar con empresas vascas con el fin de que sus proyectos de investigación redunden en la economía local.

A bordo del Aita Fraxku y del resto de embarcaciones participantes se colocarán marcas convencionales (tipo spagethi) así como marcas electrónicas. La marca suele ser un dispositivo de plástico codificado que permite conocer la fecha y lugar del marcado. Se recogen datos biológicos (especie y talla), así como los datos de captura (fecha, hora y posición) del pez capturado y se le coloca la marca convencional en su lomo para ser devuelto de nuevo al mar. Cuando el pez es capturado de nuevo por otra embarcación, la información recogida se envía a ICCAT, donde es analizada en conjunto con todas las recapturas. De esta manera, la comparación entre la información inicial y la final ayuda a determinar variables como su crecimiento y migración, lo que resulta de gran interés para el sector científico y pesquero.

En este proyecto también se pretende usar marcas electrónicas más sofisticadas, equipadas con sensores de temperatura (tanto para medir la temperatura interna del animal como la externa del agua), luz y profundidad. Esta información se almacena en un microchip y permite estimar la posición exacta del pez y trayectoria recorrida una vez que  la marca es recuperada. Estas marcas se implantan de manera quirúrgica en la cavidad peritoneal y posibilitan un seguimiento detallado del pez. Para descargar la información archivada hay que enviar la marca a AZTI.

AZTI, centro de referencia internacional campañas de marcado de túnidos

AZTI es un centro de investigación de referencia mundial en campañas de marcado de atunes y otras especies. Su labor incluye el diseño, coordinación y desarrollo de campañas, además de los trabajos propios de marcado y liberación de ejemplares en el mar, que se completa con la posterior recogida y análisis de la información proporcionada por las marcas. Entre las campaña más relevantes en las que AZTI ha participado se encuentra la realizada en el Océano Índico en la que se marcaron 160.000 peces entre los años 2005 y 2007.

Posteriormente, entre 2012 y 2013, AZTI coordinó en colaboración con el IEO y la Universidad Politécnica de Valencia una campaña financiada por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) y dirigida a marcar atún rojo en la zona del Mediterráneo y Atlántico Oriental. En esta campaña, AZTI marcó y liberó en el mar a un total de 6.419 atunes. Además, AZTI ha coordinado el programa Markaketa (2001-2015), financiado por el Gobierno Vasco para el estudio de las migraciones de atún en el Golfo de Vizcaya. Dentro de este programa se marcaron más de 3.500 bonitos del norte y atunes rojos, de los cuales varios realizaron migraciones transatlánticas.

AZTI inicia la campaña Bioman para estimar la biomasa de anchoa en el golfo de Bizkaia

BIOMAN14_0194

  • Los científicos calcularán la población de anchoa mediante el método de producción diaria de huevos
  •  La anchoa es uno de los pilares de la economía del sector pesquero vasco y de todo el litoral cantábrico
  •  La campaña está financiada por el Gobierno Vasco y la Comisión Europea, y cuenta con la colaboración de la Secretaría General de Pesca

AZTI inicia una nueva campaña para estimar la población de anchoa en el golfo de Bizkaia. Un equipo formado por 15 investigadores partió ayer del puerto de Pasaia (Gipuzkoa) en los buques oceanográficos Ramón Margalef y Emma Bardán, con el fin de recorrer el área de reproducción de la anchoa y calcular su población mediante el método de producción diaria de huevos. La investigación está financiada por la viceconsejería de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco y la Comisión Europea dentro de la Regulación Europea de Muestreo de Pesquerías (Marco Europeo de Recopilación de Datos); y cuenta con la colaboración de la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que aporta el barco Emma Bardan.

Un total de doce investigadores de AZTI, a bordo del Ramón Margalef, se encargarán de recoger muestras de plancton, en el que se encuentran los huevos desovados por las anchoas. Esta labor se complementa con la que realizan los tres especialistas embarcados en el Emma Bardan, cuya función consiste en recoger ejemplares de anchoa adulta y calcular su fecundidad promedio; es decir, la media de huevos que produce cada hembra. La relación entre la cantidad de huevos encontrados en el plancton y la fecundidad promedio de las hembras permite a los expertos de AZTI estimar la biomasa de este recurso marino, considerado como uno de los pilares de la economía del sector pesquero vasco y de todo el litoral cantábrico. Los datos obtenidos servirán para, en conjunto con las aportaciones de otras instituciones a nivel internacional, elaborar el dictamen científico sobre los niveles de explotación de la anchoa, que a su vez permitirá a las respectivas autoridades de gestión establecer las medidas de gestión oportunas que garanticen la sostenibilidad de la actividad pesquera.

Cada vez que AZTI inicia una investigación relacionada con la biomasa de algún recurso pesquero, informa de su puesta en marcha a todos los agentes implicados en la cadena de valor del pescado analizado; como es el caso de la actual campaña Bioman o la campaña Trienal, anunciada en el mes de marzo y cuya finalidad consiste en calcular la población de verdel y chicarro. Estudios como los mencionados sitúan a AZTI en una posición de referencia internacional en la estimación de biomasas de especies pesqueras de alto valor comercial.

La campaña Bioman 2016 finalizará entre los días 24 y 27 de mayo y sus resultados se darán a conocer en el mes de junio. La presente campaña cuenta con una novedad, ya que por primera vez los investigadores recopilarán información sobre avistamiento de aves marinas, cetáceos y basuras flotantes.

Complemento con la campaña Juvena

 El estudio Bioman en primavera se complementa con la campaña Juvena en otoño, en la que los científicos de AZTI estiman la cantidad de juveniles de anchoa en aguas del Golfo de Bizkaia, que deberían convertirse en adultos al año siguiente. De esta forma, los técnicos pueden predecir la cantidad de anchoa que entrarán a formar parte de la población adulta al año siguiente y que sustentará la pesquería. Este cálculo sirve para efectuar recomendaciones de capturas admisibles de la especie (TAC analíticos) con la suficiente antelación.

Así, los resultados de la campaña Juvena 2015 confirmaron el buen momento en que se encontraba la biomasa de anchoa en el Golfo de Bizkaia, predicciones que se están materializando en las toneladas de anchoa que la flota vasca ya está capturando estos días.

La apuesta de futuro es alimentación saludable para la población sana

Frente a un 20% de la población que padece alguna enfermedad, existe un 80% que está sana y que es cada vez más consciente de que su salud depende de lo que come. “La apuesta de futuro es alimentación saludable para la población sana”. La alimentación es una innovación continua que ha transformado sociedades, la forma de ser de las personas, y que ha producido excelentes oportunidades de negocio.

 

La campaña JUVENA 2015 pronostica un reclutamiento de anchoa alto para 2016

  • La biomasa estimada supone el tercer valor máximo de la serie que se viene realizando desde el año 2003 
  • La buena situación de la biomasa de anchoa juvenil es una garantía para la continuidad de la actividad pesquera y para el impacto económico en la zona costera

Los resultados de la campaña científica JUVENA 2015 estiman en unas 462.000 las toneladas de anchoa juvenil presentes en el golfo de Bizkaia durante el mes de septiembre, toda ella nacida en la pasada primavera. La biomasa estimada supone el tercer valor máximo de la serie que la campaña JUVENA viene realizando desde el año 2003. Estos resultados nos sitúan ante un positivo escenario de cara a la costera de la anchoa de 2016. La buena situación de la biomasa de anchoa juvenil es una garantía para la continuidad de la actividad pesquera y para el impacto económico en la zona costera gracias a la actividad desarrollada por la industria conservera y alimentaria relacionada con esta pesquería que genera más de 3.500 empleos en el mar y en tierra.

Desde el pasado año se ha modificado la evaluación del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar) de la estima de anchoa del Golfo de Bizkaia. El nuevo índice incluirá la estima de JUVENA como fuente adicional de información a los resultados de las campañas de primavera BIOMAN –realizada por AZTI- y PELGAS –desarrollada por el Instituto francés de Investigación para la Explotación del Mar (IFREMER).

La campaña JUVENA 2015, que se desarrolló entre el 30 de agosto y 30 de septiembre, tiene como objetivo el estudio de la anchoa juvenil en el golfo de Bizkaia, y la caracterización de las condiciones ambientales para poder predecir la cantidad de biomasa juvenil que alcanzará la edad adulta al año siguiente.